De mochileros al sur

el

Este viaje lo hicimos Lipo, Seba y yo (Leandro), acompañados de todos los que nos apoyaron y todos los amigos que nos hicimos en el viaje. Año 1999. Salimos el 2 de enero a las 18 hs de retiro en un micro de la empresa TAC. Apenas partimos empezó la aventura y comenzamos a hacer lo que teníamos ganas de hacer: disfrutar.Arriba del micro, para pasar el viaje de ida hasta Junín de los Andes llevávamos de todo, entre otras cosas música, el Olé, clarín, La Nación, sonrisas, melitas, etc.

 En el micro conocimos varios grupos de mochileros, los cuales sin saberlo iban a ser protagonistas con nosotros de este viaje, nuestro viaje. Entre ellos estaban el grupo Berazategui, el grupo de las chicas, el de los ciclistas y un chico cansado de viajar haciendo el mismo recorrido de distancia entre un padre en Junin y una madre en Bs As. Luego de haber viajado cómodamente, haber cantado “bombo-bombo-bombo-bombo” en el micro y haber comido bien llegamos por fin a nuestro punto de partida: Junín de los Andes. En Junín, el 3 de enero a las 15 hs el viento que corría era fuerte, pero igual había sol. De ahí Seba y Lipo fueron a comprar al supermercado y luego la traffic nos tiro hasta Paimún, luego de pagar $5 para entrar a un parque nacional.

Paimún

 En Paimún fuimos al capming de Figueroa, un campo al lado del lago, donde pagábamos algo así como $1,5 por día. La vista era muy buena, colocamos la carpa cerca del lago, pero no debajo de los árboles, según instrucciones de Lipo. Hicimos los típicos fideos, arroz, pati y demás. La primer noche allí hicimos un fogón con 12 personas más entre los que estaban Daniel y sus dos chicas, el pincha y el amigo de La Plata que nos encontramos hoy (20-1), Amsterdan y el amigo, taki, Gustavo y tres chicas;Picki, la raulito y Carolina. Al otro día ellos se fueron y nos hicimos amigos de otros de los que habían viajado en el micro ( el gordo, rodrigo, el pelado de remera amarilla, etc). Ese mismo día fuimos a la cascada gigante  (4-1) y luego jugamos al truco con estoa chicos.

San Martín de los Andes haciendo de homeless

 El 5 de enero nos fuimos de Paimún luego de caminar 5 km con las mochilas y llegamos a San Martín como a las 19 hs. Acá nos encontramos con el grupo de 5 del micro: ellos eran el gordo (Leandro ), Pulga (Silvio), Andrés, Ariel y Meli (Mariano ). Con ellos compartimos el trinfo 4-1 contra Venezuela (sub-20), y también compartimos una large noche que incluyó que nos echaran de la terminal, de la guardia del hospital, luego de la terminal de vuelta, de la plaza y finalmente terminando en un barcito, junto a otro amigo de allá, Pablo.

Camino de los 7 lagos, Lago Hermoso

 El 6 de enero comenzamos el camino de los 7 lagos, empezando por el lago Hermoso, donde solo acampamos un día. El lago era muy lindo pero el camping no. Yo me tiré al lago (como es de costumbre en todos los lagos) , luego a la medianoche se armó un fogón muy lindo, con pulga como guitarrista, y al otro día partimos al lago Falkner, no sin antes pasar por una aventura. Supuestamente a las 10 hs pasaba el micro y nos llevaba, pero había que hacer 3 km para llegar a la ruta. Seba quería hacerlos caminando, pero lo llevó un camión, Lipo que quería que lo lleven , salió media hora después pensando que lo iban a llevar, pero no lo llevaron y se tuvo que ir caminando, y yo que era el que iba a hacerlo más rápido gracias a un “atajo” del que me habían contado, fui el último que llegué, luego de trompos, caídas, pérdidas y demás.

Lago Falkner

 La cuestión es que llegamos a Falkner y había mucha gente que no había estado ni un día y ya se quería ir, un panorama bastante desalentador si los hay, y más si pensamos que luego se puso a llover. Como pudimos buscamos y encontramos un lugar formidable al lado del lago, con la carpa hacia él , y con dos carpas más ( que luego serían tres) para compartir parrilla. Luego de armar la carpa y cuando estábamos tomando la sopa se nos acercó una chica (muy linda de por sí ), la cual trajo a su amiga a la carpa y nos quedamos tomando sopa con ellas. Esas chicas eran Sandra y Mariana, y los chicos de las otras carpas eran Fede, diego, Juan Pablo, Pato y Vero. Juntos, los 10 pasamos dos días espectaculares y nos divertimos mucho yendo a fogones, leyendo, caminando, etc. El día que llovió a la tarde salió un arco iris espectacular que empezaba y terminaba en el lago, con el Cerro Cabo de fondo.

Lago Espejito

 El 9 de enero llegamos a espejito, donde nos encontramos con el grupo de los 5, y éstos nos presentaron a dos amigos más; Javier y Luis. Para todo esto el “bombo- bombo-bombo -bombo”era un himno para cada vez que nos encontrábamos alguien del viaje de ida (TAC). El 9 de enero todos se dieron cita en el Espejito; estaban lo de Paimún (5 de 12), los de Falkner (5 de 7), los 5 con los nuevos amigos, los de Berazategui, las 4 amigas de los 5 (paula, vicki, agustina y milena) etc. Allí, en el espejito, se empezó a lucir el chueco con sus canciones y su “chica plástica”. Al otro día Sandra y Mariana se fueron con el peugeot de los chicos (los gordos) de Falkner, todos rumbo a La Angostura. En la segunda noche de espejito me gustó un pequeño fogón que se armó en el que tocaron temas de Pink Floyd, U2, soda, etc. Luego del espejito, partimos el 11 de enero a Villa la Angostura. Allá eramos 10; nosotros 3, los 5, Javi y luis. Teníamos miedo de que no nos lleven pos todos los que eramos y por lo tanto nos pasaríamos el día en la ruta, pero por suerte pasó una combi que nos levó a todos.

Villa La angostura

 Desde la terminal de La Angostura caminamos un par de kilómetros hasta el camping de la Universidad de Cuyo, donde tendríamos la posibilidad de lavarnos el pelo por primera vez. El camping y la vista eran muy buenos, y había tipo una cabañita en donde se podía cocinar, comer y estar, y que obviamente fue muy usada por nosotros. Esa noche fuimos a comer Piza los 10, vimos el triunfo de argentina frente a Perú, y luego fuimos a la taverna, donde había mucha gente, entre ellos muchos mochileros y muchos chetos. El lugar estaba bueno y nos sirvió para divertirnos.

 El 12 de enero fue la gran caminata;la hicimos nosotros 3, el grupo de los 5,y las 4 chicas. Eran 2 km or el lado del lago hasta llegar a la entrada, y de allí caminamos 12 km más por el bosque de arrayanes, estuvimos en la típica casita de disney, comimos unos sanguchitos, y luego volvimos 14 km de vuelta hasta el camping. Luego de llegar, comer y bañarnos , un par, nos fuimos a la taverna, donde de vuelta nos encontramos con  Mariana y Sandra, y la pasamos bastante bien.

Bariloche

 Al otro día (13-1) Seba, lipo y yo partimos a Bariloche, y viajamos con Luis y Javi. Ya en Bariloche, luego de ir de compras, partimos a Colonia Suiza, donde nos alojaríamos (en el Hueney Ruca), junto al lago Moreno.Allí nos enteramos quien era Felix Goye, jugamos el único partido de futbol, y disfrutamos del paisaje. El clima del camping era totalmente familiar, y la noche fue muy tranquila, tanto que Lipo y Seba se fueron a dormir temprano (1 Am) y yo me quedé escuchando canciones de los 70 de un fogón de un grupo de Boysscaut.

 El 14  fue un día bastante caluroso, y a fin de cuentas sería el día más conflictivo y desencadenante. Lipo quería ir al cementerio de los montañeses, Seba quería ir a caminar y recorrer, y yo no quería hacer nada, ya que eran como las 2 de la tarde y a las 6 nos teníamos que encontrar con todos los chicos en el centro Cívico.

 La cuestión es que después de disfrutar del lago, nadar bastante y tirarme de una piedra de 2 metros de altura hacia el lago como un trampolín, yo solo me fui de colonia Suiza a Bariloche y quedamos que seba y Lipo aparecían después.

 En encuentro en el Centro Cívico me encantó, fue como si nos encontráramos viejos amigos después de varios años sin vernos, y cada uno contaba como le estaba yendo en la vida. A pesar de que no duró mucho ese encuentro, nos bastó para ver fotos que yo había revelado, comer galletitas, tomar algo , etc. Eramos 14 (4 chicas, los 5, sandra, Mariana, Javi, luis y yo), y solo faltaban Lipo y Seba que como de costumbre llegaron tarde, o mejor dicho no llegaron. Luego del encuentro quedamos en encontrarnos en “teatro Bar”, Sandra, mariana javi y yo fuimos a dar un par de vueltas por ahí, y nos encontramos por un lipo entonado por dos cervezas que se había tomado y un Seba que lo acompañaba. Luego de ahí vino  la mala noticia, cuando Lipo se enteró que tenía un amigo en Neuquén, que había chocado y estaba en terapia intensiva. Sin dudarlo casi, Lipo se despidió para ir a Neuquén para ver como estaba y quedamos en encontrarnos al otro día en el lago Puelo.

 Seguido de despedir a Lipo y de comernos una Pizza cada uno, Seba y yo nos fuimos a Teatro Bar, donde estaban los chicos que nos habíamos encontrado, y también los de Berazategui. Esa fue la ultima noche que nos vimos con el grupo de los 5, con los que la  pasé más que genial.

Colonia Suiza

 El 15-1, sin dormir, y a las 6 am, seba y yo nos fuimos a Colonia Suiza, nos bañamos (durante una hora), deshicimos la carpa, y nos fuimos a desayunar al albergue donde estaban Sandra y Mariana, con quien estuvimos. El Lugar se llamaba ” la bolsa del deporte”. Esa fue la última vez que vimos a las chicas. De ahí partimos al bolsón, donde había llamas de los incendios provocados en el sur y que hasta hoy (29-1) son incontrolables. Las cenizas caían sobre la ciudad y las llamas del fuego se veían a kilómetros. De  El Bolsón (Rio Negro ), nos fuimos a Lago Puelo (Chubut), donde el paisaje era espectacular, con montañas nevadas de fondo y un lago que lleva sus aguas a los dos océanos. Allí nos encontramos con los chicos de Quilmes que habíamos conocido en Paimún ( en realidad nos los encontramos en la camioneta que nos tiró hasta el lago ). El único defecto que tenía el lugar era que decían que robaban mucho.

 Esa noche fue nula para nosotros, ya que Seba y yo (Lipo estaba en Neuquén) no habíamos comido ni dormido nada hacía 36 horas, y luego de armar la carpa, sin comer siquiera, caímos planchados. Lipo tenía que venir esa noche, y de hecho vino, solo que no encontró la carpa con la banderita de Argentina, y tuvo que dormir en una carpa que le prestó una chica ( laura) que tambíen le dio algo de comer. Al otro día (16-1) Lipo nos encontró,y luego de comer unos Capeletini-arroz debido al hambre que teníamos, recorrimos un poco este lugar, que es parque nacional y es muy bello. A pesar de la belleza del lugar, el costo (no pagamos nada), y todo, no la pasé tan bien como en los otros lagos, devido a que allí no hicimos muchas amistades, y mas bien deshicimos, ya que Guanda, la chica con la que se tenía que encontrar Lipo, al verlo le dijo que no deseaba estar con él, y que habia fumado y le había encantado (estaba con un pibe fumado). Con los ánimos por el piso como los que tenía Lipo luego de las cosas que le venían sucediendo, no hubo posibilidades de pasar una buena noche, pensando un poco en todo y en todos.

  Ya con la cabeza un poco más despejada, el 17 disfrutamos mejor del lugar, de la playa que tiene del punto panorámico y de la naturaleza del lugar. Los ánimos están  más calmados, teníamos que sobrepasar los malos ratos y fue así como lo hicimos ; escuchando musica, cagandonos de risa, leyendo y contando historias, etc.

Los dias siguieron tranquilos hasta que nos volvimos a Buenos Aires, pero no directo a la ciudad, sino primero a Mar del Plata. Yo me quedé unos días en lo de los abuelos de Lipo y después de mi a mi amada Valeria del Mar a terminar de pasar el verano. Toda una experiencia para mi primer gran viaje con la mochila al hombro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s