Un crucero por Bahamas

el

Enero de 1992. Mis viejos se estaban separando, pero como a pesar de todo se querían, decidieron que antes haríamos el viaje de la fantasía; ir a Miami, a Disney y ya que estábamos, un crucero por Bahamas. Suena raro, pero fue así. No teníamos nada comprado. Simplemente Estábamos en Miami, vimos que opciones de crucero había y fuimos. A los pocos días ya nos estábamos embarcando en el Norwegian Cruise Line rumbo a Bahamas.

 Éramos más de 2000 personas en un mismo crucero. Una bestialidad. El crucero tenía como 2 cuadras cuadras de extensión de largo, como 5 pisos para arriba. Como tres piletas, salas de fiestas, de show, como tres salones de comida y lo mejor de todo: una cancha de tenis o otra de básquet en la planta de arriba, para jugar en el momento que quisiéramos. Eso era la gloria para mi hermano y para mi, ambos con 12 años y con una pasión por el básquet que continúa hasta el mismo día de hoy.

El recorrido seria el siguiente; 4 días recorriendo el Mar Caribe, parando el primer día en la Isla Gran Bahamas, el segundo día en Nassau y el tercer día en lo que ellos llamaban la isla de la fantasía, una isla privada del crucero. Ya el quinto día volvíamos a Miami.

 Todo el tiempo había un show de algo en alguna parte. Todo el tiempo estaban los mozos ofreciéndote comidas y bebidas. Los bares estaban las 24 horas. A toda hora se podía ir a comer algo diferente. Creo que nunca comí tanto en mi vida como esos 4 días. Los camarotes estaban casi al mismo nivel del agua, y por las claraboyas se podía ver el balanceo del mar subiendo y bajando. A mi hermana ver y sentir ese balanceo le producía unos mareos terribles, así que tuvo que acudir a unas pastillas mágicas para poder sentirme dentro de todo bien.

A toda hora se podía ir a jugar al básquet.  Había una pelota en la cancha, y si queríamos podíamos ir a las 2 de la mañana a tirar un rato al aro. Realmente era una experiencia muy rara.

Las piletas estaban bárbaras. Estaban llenas con el agua del mar, osea que eran piletas con agua salada. Era muy gracioso ver el agua de la pileta balancearse constantemente cuando el crucero se movía más de la cuenta.

 De las paradas que hicimos en tierra tengo recuerdos difusos. La verdad es que quizás era muy interesante salir a recorrer Bahamas, pero a mis 12 años a mí me interesaba divertirme más que otra cosa, por eso no recuerdo mucho ni de Nassau ni de la Gran Bahamas. Solo recuerdo que llegábamos, dábamos un paseo, y nos volvíamos al crucero.

 Todas las noches en el barco había un show de algo. Una noche el show del Chocolate. Había todo tipo de chocolates. Otra noche el show del Hielo. Había muchas esculturas hechas de hielo. Yo casi que no quería ni dormir, porque si dormía me iba a estar perdiendo de algo que estuviese pasando. Recuerdo que nos quedábamos bien hasta tarde dando vueltas y que nos levantábamos bien temprano para desayunar y seguir comiendo.

 La última parada fue en una isla privada del crucero. Era una playa increíble y con una arena muy blanca y fina. A pesar de que la pintaban como super natural, algunas cosas eran bastante artificiales, como la ves que estábamos jugando al vóley en la playa de arena y nos dimos cuenta que debajo de la arena había cemento. Era como una playa preparada para la ocasión me imagino. Lo más lindo de ese día fue que hubo como un torneo de familias y nosotros junto a otra familia argentina ganamos la medalla de oro. ¡¡¡¡Hasta nos dieron una medalla a cada uno con la canción We are the champions y todo!!!!

Lo feo llegó a lo último, cuando volvimos al crucero y vimos que cada uno de nosotros (¡sí, los hijos de 12 años también!) teníamos un sobrecito en nuestro camarote para poner nuestra propina. Nos dijeron que teníamos que poner un 10% del costo del crucero por persona. Ni me acuerdo cuanto terminamos poniendo.  

Y así pasaron unos días muy locos, muy lindos, que sirvieron mucho para olvidarse de todo y solo pensar en ese presente, disfrutar el momento y no preocuparse por lo que vaya a pasar. Así deberíamos tomarnos la vida más seguido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s