Camarones

El  viaje lo hicimos los estudiantes de geografía de la facultad de Filosofía y Letras, en continuación de lo que había sido el primer viaje de Sierra Grande. La mayoría estaba cursando climatología, y la otra iba a cursar geografía fisica. Salimos el 4 de septiembre de 1999 a las 13 hs aproximadamente de la facultad (Filo ). Levábamos bastante equipaje y también bastante bebidas que habían sobrado de la primer geo- fiesta pre viaje. Con respecto al micro habría que decir que estaba bastante bueno; era coche cama, con baño, aire acondicionado, música, etc.

El camino que hicimos para ir fue el mismo que hicimos para Sierra Grande, y luego lo completamos por la 3 hasta la entrada de Camarones (ruta 30).  El viaje de ida estuvo bastante bueno, con música, videos y demás. El domingo 5, como nos quedaba de paso, pasamos por Puerto Madryn y nos fuimos a Trelew, adonde nos metimos en el museo arqueológico que era nuevo y bien moderno, después comimos en un restaurante de comida libre (nos bajamos medio restaurant de comida), y luego, después de pasar a buscar a David, encaramos pa´ Camarones.

 Llegamos hallá a eso de la s8 p.m., y nos repartimos en las casas que habíamos alquilado de la siguiente forma: Andrea, Soledad, Eugenia, Jimena y Verónica (pieza 1), Melina , Carolina, Teresa y Débora (pieza 2) , Ariel, Lipo y Leandro (pieza 3), David, Pierre, Omar y Sergio ( pieza 4). Todos estos estábamos en el primer mundo. Después Carla, Esteban, Luciana y Mariano (pieza 1), Diego, Mauro, Gustavo y Julio (pieza 2) Mariana, Barbara, Carina y Dolores (pieza 3) y Valeria, Lorena y Natalia ( en el sub-mundo. Todos estaban en el “tercer mundo “.  Y finalmente Paloma , Fernanda, Maru y Verónica estaban en ” la periferia”, y los choferes y Julio estaban en un hotel.

 La primer noche fue un descontrol de cervezas ( nos bajamos 200 latas), y con una fideada de cena, todo en el “primer mundo “. El lunes 6 de septiembre era el día de las entrevistas pero ántes fuimos a almorzar sanguches de jamón y queso a la playa, y Mariano, Omar, Esteban, Pierre y yo supimos lo que se siente meterse en las aguas de Camarones.

Pasado el almuerzo, nos repartimos en grupos de 6 o7, y y fuimos  a hacerles entrevistas al comisario, al prefecto (un amigo ), al director de la escuela, a la directora del hospital, y al intendente. Esa noche fuimos a “Tritón “, un barcito del lugar donde la pasamos muy bien.

  El martes 7 de septiembre, como en la reserva que ibamos a ir todavía había pocos pinguinos, y encima llovía, decidimos ir a Comodoro Rivadavia en vez de Cabo dos bahías. Hallá en Comodoro subimos al Cerro Chenque, desde donde se ve toda la ciudad. Como el Cerro Chenque estaba húmedo, nos llenamos de tierra y barro bajando ( llegamos hasta la Cruz). No me acuerdo si fue ese dia o el anterior pero la cosa es que nos invitaron a jugar al futbol con los chicos de hallá, en el gimnasio que quedaba en frente del primer mundo,  a las chicas las invitaron a jugar al Handball, donde hicieron un show aparte en un partido terminado 3 a 3.

 Por lo general, por las noches comíamos en el Hotel ” El viejo torino”, donde se hospedaba Julio. Esa noche fuimos a una peña en Auka-Che. El Miercoles 8 de julio tuvimos que realizar investigaciones climatológicas en la zona, y entre otras cosas, el viento oeste chiflaba que daba calambre. A pesar de que la temperatura era de 10º por el viento la temperatura (sensación térmica) era de -1º C. Geomorfológicamente habría que decir que Camarones está formada por plegamientos de origen mezozóico, con efusiones volcánicas que a diferencia de Sierra Grande ( que eran de coladas de basalto como el chocolate caliente), estos eran de estructura ácida , es por eso que no quedó plano, sino con deformaciones.

 A pesar de que el nombre del pueblo suene a industria pesquera, su principal fuente de ingresos (80%) es la ganadería ovina, y la explotación pesquera no existe en la zona. La gente del pueblo nos trató demasiado bien, los chicos de nuestra edad nos saludaban y se ponían a charlar con nosotros cada vez que nos veían, la gente de los negocios era muy cordial, y se prestó mucho para lo que les preguntamos. El jueves 9 de septiembre (9/9/99) fue el día del censo, pero ántes debería decir que la noche anterior había caido agua nieve, y a 20 km habían caído 17 cm de nieve. Siguiendo con el día del censo, diría que lo organizamos con mucho esfuerzo, con muchas ganas y tratando de hacer y aprender lo mejor posible. Nos organizamos en grupos de 2 (17 grupos), y según el mapa o plano catastral del pueblo, nos dividimos las manzanas ( 3 para cada grupo). Yo estaba con Paloma y la pasé muy bien trabajando con ella. Fue una excelente compañera de trabajo.

 El censo nos sirvió para darnos cuenta de que se pueden hacer las cosas bien con buena onda, y me daba emoción ver como poco a poco iban llegando los grupos con los papeles llenos de censos, con música de fondo, y con Julio Guarido que a pesar de que no le apasione la geografía social, nos organizó para ir a hacer lo que teníamos que hacer.

 El viernes 10 de septiembre fue la visita a Cabo dos Bahías, en donde pudimos observar guanacos, maras, pinguinos, lobos marinos, etc. (según el guardaparque del lugar, esa reserva es la mejor que hay en la franja costerq de la Argentina). En el recorrido a Cabo dos Bahías se podía observar la principal actividad económica del lugar, la ganadería ovina, habiendo ovejitas por todos lados, y con un paisaje que por momentos se parecía a los Alpes suizos por el verde del lugar.

 Ya en Cabo dos Bahías, y luego de observar a los pinguinos, caminamos 2,5km por un sendero que nos llevaba a la punta del lugar, donde supimos apreciar lo extraordinario que es la Patagonia Argentina. Ese día, después de jugar al futbol y de comer, nos fuimos a Tritón, en lo que sería nuestra última noche en Camarones, y en donde al lugar  no faltaron ni el director del colegio. Después de bailar, y luego de irnos, los chicos de Camarones nos agradecieron por haber ido allí, y nos dieron un cordial saludo del cual no nos vamos a olvidar facilmente.

 Sabado 11 de septiembre: a pesar de estar cansados, y luego de tomarnos nuestra tacita de té calentito, 8 chicos nos fuimos a ver un amanecer entre nublado y asombroso. Nos fuimos ese día a eso de las 13 hs, y nuestro próximo destino era Península de Valdés.  Una vez llegado a Península, o en realidad al Doradillo, pudimos observar a un par de ballenas a lo lejos, pero eso no fue todo, ya que después pudimos observar, estando en la costa, a las ballenas junto a sus ballenatos, a menos de 5 o 10 metros. Preciosa experiencia.

 El viaje de vuelta fue mucho tiempo para dormir, pero no faltó baile arriba del micro, cantitos y demás. El domingo 12 de septiembre fue el cumple de Meli, y lo festejamos arriba del micro. Ese día, a eso de las 13 hs llegamos a la facultad de regreso en lo que fue un viaje inolvidable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s